Mi realidad,

Frente al Mar

 

No es un cuento, ni una leyenda,

es mi propia vida, es la realidad,

sentada en mi roca, al fondo de los abismos,

oigo mi dulce canción,

las aguas rompiendo,

 uniéndose en un mismo cantar.

 

Contemplo todo con la misma ansiedad,

mi manto blanco sobre las rocas,

mi amo y señor, 

caminando por senderos,

todo me lleva a la dimensión 

sin igualdad.

 

Vuelo alto hacia el cielo,

soy gaviota volando sobre el mar,

picoteo lentamente el sabor salado de mis aguas,

cuando bajo y te rozo con mi piel.

 

Tu aroma, tu sabor, 

lo llevo tan dentro de mi,

que solo vivo llena de energía sobrenatural,

cuando estoy lejos de ti,

sabiendo, que a no muy tardar 

volveré a mi lugar.

 

Cuando volando me alejo,

solo espero y sueño,

volver a oír decir con tu sonido

mi nombre que tan bien sabes decir:

¡Katy, tu perteneces aquí!