Era un 6 de Enero del año 2007,  "Día de Reyes" cuando me dirigía a mi casita al lado del mar, en Isla-Arnuero en Santander; abriendo la puerta del jardín antes de entrar a la puerta principal, algo me cogió de la pierna y me asusté, oí al mismo tiempo un llanto infantil, mi alma se encogió, al mirar para mis pies, y ver una gatita pequeñita  que desesperada me pedía.. no supe en aquel momento que iba a ser algo muy grande en mi vida.

Hasta ese momento, nunca me habían gustado los gatos, me daban miedo, por recuerdos  y episodios sucedidos  en mi vida con mi querida Chica.

Así comenzó una maravillosa unión.

Nunca podré explicar todo lo hermoso que fue, solo que Cosita fue entrando en mi vida poquito  poquito, primero la puse una cajita con toallas, debajo de la ventana de la cocina, que daba al jardín. La sacaba comidita.

Luego se unieron una gatita negra, y otro gatito igual que ella. Pero ella y yo nos comunicábamos con nuestra mirada.

Un día que se fue  Grego con Chica2 a la playa, la cogí en mis brazos y la entré en casa. ¡qué felices fuimos!. No quería dejarla salir, al principio Grego no me dejaba, pero todos los días la fui metiendo en casa por las tardes. 

Lo duro era cuando regresaba a Madrid, la dejaba en los jardines con sus dos compañeros. Pero mi alma se quedaba destrozada.

Ansiaba volver solo por ella. 

Y así pasaron los meses, siempre que volvía, ella enseguida aparecía y la emoción de unirnos era tan intensa, que yo misma no me explicaba por qué ella siempre me esperaba.

Así que comencé a entrarla en casa, y ya se quedaba a dormir y todo.

Chica2 siempre la aceptó, nunca tuvo celos de ella.

Cosita abajo pongo las fotos que te hice, con negrita y Rodolfo, los nombres que les puse a tus compañeros, pero que ellos seguían en la cajita que siempre estaba en el jardín, y tu ya estabas conmigo en casa siempre que volvía. Lo terrible era cuando me iba; no obstante me tranquilizaba un poco saber que los de otras casas te cuidaban y te daban de comer, cuando yo me ausentaba.

 

      VER FOTOS DE COSITA

 


 

 
  
 

Cuando regresé de nuevo en Junio, te busqué por todas las partes, gritando " Cosita, Cosita...."

Entré en el bosque, te busqué por los jardines de la playa...

Lloraba amargamente, más cuando apareciendo la Negrita y Rodolfo.

Tu no apareciste, y lloré, lloré llamándote continuamente.

Pasó el verano; no volví a saber de ti.

En septiembre, dos meses después, apareciste ante la puerta de casa, estabas medio muerta, con un aspecto terrible, te cogí en mis brazos, te bañé, y te acosté donde siempre estuviste.

Rodeada de tus muñecos, después de comer, te dormiste casi todo el día.

Yo era feliz, mirándote, estabas a salvo, en casa.

Pero llegó la noche, y a las doce empezaste a llorar, querías irte, yo te rogaba que no te fueras, pero tuve que dejarte ir, salí detrás de ti, te seguí, pero en la oscuridad de la noche entre los arbustos, te perdí.

No entendí en aquellos momentos porque quisiste irte; pues a la mañana siguiente de nuevo viniste a casa, y de nuevo después de comer y alimentarte, pasaste el día durmiendo.

Pero llegó las seis de la mañana y empezó de nuevo tu lloro de quererte ir; no entendí de nuevo el por que.

Regresabas al día siguiente y lo mismo.

Hasta el cuarto día, en que las vecinas de la esquina, me avisaron que estabas en la carretera con un bebe, y que como no podías llegar, te trajeron.

¡Dios mío, lo que sentí!, traías a un bebe, una hijita tuya recién nacida. ¡Cómo comprendí!, volviste a mi, casi muerta, recobrabas fuerzas y por la noche te ibas a alimentar a tu bebe; hasta que pudiste traerla contigo (menos mal que te ayudaron a llegar).

El bebé lo metió la niña que la cogió en la habitación que tu siempre estabas, que daba al jardín y estaba abierta la ventana.

Grego no quería, pero llorando le rogué que me dejara cuidarlas.

Fueron 40 días mágicos, tu feliz y tranquila, recuperaste las fuerzas, mientras "Rayito de Luz", que así puse de nombre a tu hijita, traviesa, jugaba con todo e iba adueñándose de la casa.

Era un trastillo, y tuvimos mucho miedo de que Chica2, la hiciera algo, por que no la aceptó como a tí, era tan pequeñita que Chica2 se tiraba para cogerla, y ella se escondía debajo de cualquier mueble, pues su pequeñez la dejaba correr velozmente y escapar.

Durante esos días jamás quisiste que abriera las ventanas de esa habitación, me lo pediste con tus ojitos llenos de miedo.

Así lo hice... pero el día antes cuando preparábamos las maletas para regresar a Madrid, no sé como te entendí, pero quisiste que abriera las ventanas; yo llorando no quería....

No quería dejarte marchar, no podía....

Pero tuve que hacerlo, por lo que cuando comprendí, las abrí, te subiste al pollete, me miraste intensamente, y llorando te ví partir.

Querías irte, y dejarme a tu " Rayito de Luz". ¡Cómo lloré viéndote marchar!; comprendí tu sacrificio, pero no quería perderte; no obstante te ví alejarte camino del bosque, con el sonido del mar al fondo. ¡Cositaaaaaaaa...!

 

FOTOS  DE COSITA Y RAYITO



 

 Mi alma se quedó muy angustiada ante la situación tan terrible.

Te fuiste y nos dejaste a tu "Rayito de Luz"; no podíamos abandonarla a su suerte, era muy pequeñita, y había estado 40 días en casa, no se salvaría, no podía vivir en aquel entorno que nunca había visto, desde que la trajiste estuvo protegida, la cuidamos, y ahora no podíamos abandonarla.

Grego preparó una cajita para el viaje, y la llevamos con nosotros. Todo el viaje lloré porque comprendí que me habías dejado a tu hijita a cambio de ti misma; tu sacrificio fue tan claro que supe que jamás volvería a verte. Se me partía el alma.

Rayito de Luz vive ahora con nosotros, es muy féliz, vive segura y cuidada.

¡Ay Cosita, milagro de Dios!, apareciste en mi vida, dándome todo tu amor, salvándome de una tristeza que me invadía, y te fuiste cuando tu misión la habías completado!.

Ahora lo comprendo, viendo a tu hijita tan linda y tan protegida.

Es una linda princesa, pero siempre cuando la contemplo te veo a ti.

Cosita, tenías que ser tu la que vivieras a mi lado; pero la realidad no es así, es tu hijita la que vive aquí.

¡JAMÁS TE OLVIDARÉ!

TE LLEVO EN MI.


 
  


                                                  

 

 

 

© Brisa Diseños - 2010 (set exclusivo para Katy Domínguez)