No dejes que ese niño llore

Autor y voz: Ángel Pablo Pinazo

 

Por favor,
no dejes que ese niño llore,
haz que aquel pare de llorar
que esos llantos desgarran
y hacen trizas mi corazón.


Sabes,
que no depende de mí
el mitigar ese dolor.
Quizás lloran
por haber perdido a sus padres
o por sin hermanos haber quedado.


Tal vez lloran de hambre,
de miedo, de frío,
o porque les falta
calor humano,
aquel que sabemos
sólo su familia
sabría darle.


Corazones misericordiosos,
espíritus llenos de bondad
¿dónde estáis?
¡Mira como llora ese niño!


Les ruego, unámonos,
para una plegaria invocar:
que  los demonios de la guerra
sean de una vez por todas
vencidos por el Ángel de la Paz
para así no ver, nunca más,
un anciano, una anciana,
un padre, una madre,
un hermano, una hermana,
este niño, otros niños
lágrimas por doquier
derramar.

Señor, que tu Paz aquiete
e ilumine esos belicosos espíritus.

@ Ángel Pablo Pinazo Astudillo

Buenos Aires-Argentina

 

           
                     
            


 

 




© Brisa Diseños - Copyright, Septiembre 2014